3 ventajas de las orugas salvaescaleras

precio de un salvaescaleras en Madrid

3 ventajas de las orugas salvaescaleras

Entre todas las posibles soluciones de movilidad disponibles en el mercado, si nos centramos en el precio de un salvaescaleras en Madrid, las orugas son una de las alternativas más interesantes. Evidentemente, todas estas herramientas tienen sus ventajas y sus inconvenientes. Por ello, conviene conocer sus bondades y características antes de tomar cualquier decisión.

Movilidad

Entre las muchas ventajas de las orugas salvaescaleras destaca una de gran importancia: es la única solución móvil. Como norma general los elevadores o las sillas salvaescaleras se colocan en una zona muy concreta para ayudar a las personas con movilidad reducida a salvar barreras arquitectónicas, principalmente escaleras. Sin embargo, las orugas sirven también para salvar estos obstáculos en cualquier lugar. Podemos llevar la oruga de un lugar a otro y utilizarla siempre que sea necesaria.

Esta es una cuestión muy importante, ya que muchas veces nos encontraremos obstáculos a la movilidad y no todas las escaleras cuentan con una solución sube escaleras instalada.

Fáciles de trasladar

Estos aparatos se pliegan con facilidad, son desmontables, facilitando su traslado de un lugar a otro. Además, no ocupan demasiado por lo que pueden almacenarse cómodamente. Están pensadas para poder llevarlas de un lugar a otro en el maletero de un coche.

Espacios reducidos

Otra ventaja de las orugas, es que cuando acabamos de usarlas podemos recogerlas y las escaleras quedarán libres de obstáculos. Hay que tener en cuenta que no todas las escaleras son iguales, algunas no son lo suficientemente espaciosas como para albergar una solución fija de movilidad. Las sillas salvescaleras precisan de una anchura mínima para poder operar sin dificultad, sobre todo en tramos curvos.

Estos sistemas están pensados para que los usuarios que las utilizan puedan subir o bajar sentados en su propia silla de ruedas. Mientras que otros sistemas ya cuentan con una silla fija para que los usuarios puedan utilizarla. Incluso podemos encontrar otras soluciones salvaescaleras que permiten que las personas vayan de pie.

En Hidro Lift Europa te contamos que las orugas salvaescaleras son un sistema muy seguro, que incluye un mecanismo que evita paradas o avisa cuando puede surgir un imprevisto, como que la batería esté descargada. El principal problema de este tipo de soluciones es que se necesita a una tercera persona para montarlas, desmontarlas y gestionar el traslado. En cualquier caso, existen muchas otras soluciones a medida en función de las necesidades de cada usuario.