Tipos de elevadores para personas con movilidad reducida

ascensores unifamiliares madrid

Tipos de elevadores para personas con movilidad reducida

Además de en ascensores unifamiliares en Madrid somos expertos en elevadores para personas con movilidad reducida y en su instalación. ¿Qué tipos existen en el mercado? Lo vemos en las siguientes líneas. 

Estos elevadores verticales son una de las principales soluciones para salvar escaleras o desniveles, una barrera arquitectónica para personas con una movilidad reducida, que por ejemplo requieren de una silla de ruedas para desplazarse.

A pesar de que el plazo para que todos los edificios residenciales garanticen el acceso a personas con discapacidad terminaba a finales de 2017, todavía encontramos sitios donde esto no es así. Edificios de viviendas en los que hay escaleras que dificultan el acceso a las personas con movilidad reducida o elementos comunes de la comunidad a los que no pueden acceder todas las personas en igualdad de condiciones. Esta norma también incluye a comercios y locales.

Para acabar con estas barreras hay varias soluciones posibles. Por ejemplo, se puede colocar una rampa o acometer una reforma que acabe con posibles desniveles. Otra opción es instalar una plataforma salvaescaleras. Estas siguen el recorrido y la forma de la escalera gracias a su sistema de guiado. Otra alternativa son los elevadores verticales de Hileusa para personas con movilidad reducida.

Tipos de elevadores verticales

  1. Elevadores verticales de corto recorrido: pueden alcanzar alturas de hasta 3 metros y son aptos para salvar pequeños desniveles. Este tipo de elevadores no tienen una cabina cerrada, sino unas protecciones a media altura de aproximadamente un metro. Su funcionamiento es muy sencillo y por eso otorga la máxima autonomía a las personas con problemas de movilidad.
  1. Elevadores verticales de velocidad reducida: son los ascensores unifamiliares o elevadores domésticos. Se colocan principalmente en viviendas particulares. A diferencia de los anteriores, disponen de una cabina totalmente cerrada similar a la de los ascensores convencionales. Se puede instalar una barrera fotoeléctrica en vez de la puerta de cabina. Su velocidad está limitada a un máximo de 15 cm/segundo y se puede colocar en todo tipo de viviendas particulares o en edificios y comercios que no vayan a estar muy concurridos.