Blog

Como especialistas en la reparación de puertas automáticas en Madrid, así como en el desarrollo de plataformas elevadoras, consideramos estos aparatos como indispensables para determinadas instalaciones de compañías del sector industrial. Es muy habitual encontrar este tipo de plataformas de transporte vertical en diferentes áreas, con el fin de poder cargar mercancías o personas de forma sencilla, segura y con poco esfuerzo.
El problema es un grupo de peldaños. Y no tienes manera de eliminarlo, así que tu única opción es adaptarte a este obstáculo arquitectónico y estudiar una manera de dejarlo atrás. ¿Cómo conseguir entonces que las personas con movilidad reducida puedan superarlo? Lo mejor que puedes hacer es recurrir a una empresa de  plataformas salvaescaleras de Madrid o de cualquier otro lugar que se encargue de instalarte los medios técnicos que necesitas para que todo el mundo pueda superar esos escalones.
Son aparatos con un coste elevado y, aunque son fundamentales para tu negocio y no podrías negarte a hacerlo, no te gustaría tener que estar invirtiendo en ellos cada dos por tres. Comprar una buena marca ayuda, confiar en un instalador profesional, también. Pero hay otra serie de cuestiones que debes tener muy en cuenta. Para alargar la vida de tu aparato, por tanto debes realizar un mantenimiento preventivo de montacargas en Madrid o en el lugar en el que lo tengas instalado. Y mantener bajo control tres cuestiones fundamentales:
Necesitas una solución para salvar una barrera vertical y que te ayude a mover elementos pesados de una planta a otra. O también puede ser que lo que quieras sea evitar un grupo de escaleras. ¿Estás buscando un montacargas industrial en Madrid? Pues entonces debes prestar mucha atención porque la necesitas para hacerte con el artilugio adecuado y rentabilizar al máximo tu inversión. ¿Qué sentido tiene pagar por maquinaria demasiado grande que en realidad no necesitas? ¿De qué te servirá una herramienta cuya potencia no es suficiente para el uso que quieres darle? En Hidrolift llevamos años de experiencia en el sector y podemos ayudarte a escoger el montacargas que más se ajusta a tu caso siguiendo una serie de sencillos consejos.
Te permite eliminar viajes innecesarios y reduce de forma notable el esfuerzo y la duración que exigen los procesos de transporte de mercancías. Por eso podría ser podría ser una solución ideal para tu empresa. Debido a su alto rendimiento nadie duda de que los elevadores de mercancías son una respuesta adecuada para aquellas empresas dispuestas a ahorrar tiempo y a reducir otros costes. Por eso en Hidro Lift Europa trabajamos cada día por seguir siendo un referente en la instalación de montacargas industriales en Madrid. ¿Quieres saber qué conseguimos con una dedicación tan intensiva? Pues estos son los principales beneficios de contar con nosotros para colocar uno de estos accesorios en tu empresa:
Para muchos se trata de un obstáculo tan simple que ni siquiera reparan en la forma en la que pueden impedir el acceso a ciertos lugares. Pero para otros se convierten en estorbos que tienen que hacer un gran esfuerzo para dejar atrás. La existencia de multitud de barreras arquitectónicas en nuestras casas y ciudades, por lo tanto, demanda soluciones que nos permitan superarlas. Por eso desde Hidro Lift Europa siempre nos hemos especializado en la instalación de sillas salvaescaleras en Madrid.
Las empresas que se encargan del mantenimiento preventivo de montacargas en Madrid deben estar siempre al día de las diferentes acreditaciones y normativas de calidad que existen. La norma ISO 9001 es la acreditación de sistemas de gestión más utilizada a nivel global, y actualmente es referente internacional en la Certificación de Sistemas de Gestión de Calidad. La nueva versión de la norma fue publicada el 15 de septiembre del año 2015.
Seguro que has leído mil y una veces que, en caso de incendio, no es en absoluto recomendable el uso de los ascensores montacargas en Madrid. Pero, ¿qué ocurre si ya te encuentras dentro de la cabina? Lo primero y más importante es mantener la calma. Recuerda que pensar y actuar con normalidad resulta muy complicado si entras en pánico.