Blog

Aunque cada vez se utilizan más y estamos más familiarizados con este tipo de aparatos, lo cierto es que cuando nos vemos obligados a instalarlos en nuestra casa pueden surgir muchas dudas. Afortunadamente, el precio de salvaescaleras en Madrid o en cualquier otro lugar ha bajado notablemente, haciendo estas soluciones mucho más asequibles para todos. Lo que no quiere decir que no nos asalten mil dudas sobre tipologías de salvaescaleras, necesidades de mantenimiento, etc.

Aunque comúnmente se conocen como montaplatos, lo cierto es que estas plataformas elevadoras sirven para elevar o bajar cualquier tipo de carga de forma fácil y eficaz. En nuestra empresa de plataformas elevadores en Madrid encontrarás cualquier solución de elevación que te ayudara a salvar obstáculos entre plantas a diferente altura.

Ya sabes que, además de instalar montaplatos en Madrid, podemos hacer lo propio con plataformas elevadoras para mejorar la calidad de vida de las personas con problemas de movilidad y que se muevan por ejemplo en silla de ruedas. No se trata sino de dar pasos en pro de la llamada accesibilidad universal.

La accesibilidad de todos los edificios, sean públicos o no, es una cuestión esencial para garantizar la libertad de movimiento de las personas con algún tipo de discapacidad física. Precisamente, en el año 2013 se aprobó la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su inclusión social. En esta nueva normativa se daba un plazo de cuatro años para mejorar las condiciones de accesibilidad de los inmuebles. El plazo finalizó el pasado mes de diciembre y, a pesar de que el precio de los salvaescaleras en Madrid es más asequible que hace años, aún son muchos los edificios que no han cumplido con el objetivo.

Entre todas las posibles soluciones de movilidad disponibles en el mercado, si nos centramos en el precio de un salvaescaleras en Madrid, las orugas son una de las alternativas más interesantes. Evidentemente, todas estas herramientas tienen sus ventajas y sus inconvenientes. Por ello, conviene conocer sus bondades y características antes de tomar cualquier decisión.

Aunque la conciencia pública al respecto ha crecido de forma saludable a lo largo de los últimos años, aún existen dificultades para hacer que la accesibilidad sea universal en las calles de nuestras ciudades y en sus edificios. En primer lugar, por los retos operativos, administrativos y económicos que perduran pese a los avances legales registrados. Pero además, aún se desconocen diversos aspectos importantes a la hora de lograr que un espacio resulte plenamente funcional para las personas con movilidad reducida o discapacidades.

La importancia de llevar a cabo un mantenimiento apropiado de los sistemas de elevación presentes en un edificio no debería escapársele a nadie. Se trata del aspecto más importante a la hora de garantizar la seguridad, de prevenir las molestias derivadas de una avería imprevista y con ello, claro está, de ahorrarse una posible reparación de ascensores en Madrid. Pero además de todo ello, se trata de una responsabilidad de los propietarios que está de hecho regulada por ley. Aun así, son muchas las comunidades o los particulares que aún mantienen dudas al respecto y nunca está de más aclararlas.

La labor de las empresas dedicadas a la fabricación de sillas salvaescaleras en Madrid y otras soluciones de elevación se encuentra fuertemente vinculada, en muchas ocasiones, al proceso de adaptar los edificios públicos y privados para facilitar el acceso por parte de las personas con movilidad reducida en cualquier grado. Por ello estamos atentos a novedades tan relevantes como las previstas en la Ley General de derechos de las personas con discapacidad, de acuerdo con el Real Decreto 1/2013.

Además de especialistas en la fabricación de montacoches en Madrid lo somos en plataformas salvaescaleras y en su instalación. Queremos estrenar blog hablando de uno de nuestros productos estrella, dispositivos que no hacen sino mejorar la calidad de vida de las personas con problema de movilidad, ya sea por la edad o por diferentes minusvalías físicas. Mejorar la accesibilidad de estas personas es  nuestra razón de ser. Una forma de que ganen en autonomía llevando una vida notablemente más activa y dependiendo menos de la ayuda de terceros.