¿Qué entendemos por accesibilidad universal?

montaplatos en Madrid

¿Qué entendemos por accesibilidad universal?

Ya sabes que, además de instalar montaplatos en Madrid, podemos hacer lo propio con plataformas elevadoras para mejorar la calidad de vida de las personas con problemas de movilidad y que se muevan por ejemplo en silla de ruedas. No se trata sino de dar pasos en pro de la llamada accesibilidad universal.

Desde el mes de diciembre de 2017 es obligatorio que todos los edificios de viviendas de España eliminen sus barreras arquitectónicas y sean accesibles para las personas con diversidad funcional. Las comunidades de propietarios han dispuesto de 4 años para, por ejemplo, sustituir las escaleras del portal por rampas, salvaescaleras, ascensores u otros dispositivos mecánicos y electrónicos como los que tenemos en el catálogo de Hidro Lift Europa. La meta no es otra que facilitar la movilidad en las zonas comunes y la entrada y salida de las fincas. Esta obligación viene recogida en el Real Decreto Legislativo de 2013 por el que se aprobaba el Texto Refundido de la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social.

Según el Consejo General de Colegios de Administradores de España, el 77% de los edificios de nuestro país aún no han acabado con las barreras arquitectónicas. De este total, solo el 2% dispone de un acceso desde la calle al portal que cumpla con los criterios de accesibilidad universal. Una cifra a combatir habida cuenta de que, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el total de personas con discapacidad en España asciende a 3,8 millones. Es decir, el 8,5% de la población. En esta línea es importante recordar que, a día de hoy en España, existen 1,2 millones de edificios construidos antes de 1981 y que no disponen de ascensor.

Por último, según la Ley de Propiedad Horizontal (LPH), si por ejemplo se quiere instalar una plataforma salvaescalera, la obra ha de aprobarse por la comunidad de propietarios. Recuerda que estas obras de accesibilidad son obligatorias para todos si el importe no excede de 12 mensualidades ordinarias de gastos comunes. Si es superior habrá que convocar una junta de vecinos y aprobarlo por mayoría.