Elevadores domésticos sin foso

Elevadores domésticos sin foso

Elevadores domésticos sin foso

Los elevadores domésticos sin foso son los más apropiados y prácticos para viviendas unifamiliares o casas de campo. Los que lo necesitan, sin embargo, son los más habituales: aquellos que se usan en comunidades de vecinos o en edificios de oficinas. Pero… ¿qué son exactamente y por qué son tan necesarios? En este nuevo artículo te lo contamos:

El foso de un ascensor es el hueco necesario para que cuando la plataforma elevadora llegue a la planta más baja quede perfectamente nivelada con el suelo.

El foso en tu bloque de vecinos…. ¿y en tu vivienda unifamiliar por qué no es tan necesario?

Existen sobre todo dos aspectos importantes que tienen relación directa con el foso del elevador, popularmente conocido como ascensor: 

El primero tiene que ver con las normas de protección que se deben aplican de forma rigurosa a cada clase de ascensor. En el supuesto más habitual; ascensores para bloques de vecinos, la regulación indica que cuando la cabina esté en la planta baja debe quedar una medida de seguridad de aproximadamente 1,2 metros de profundidad. Pero hay algunas excepciones: también se podría aminorar esta medida llegando hasta los 45 centímetros, siempre y cuando el minucioso estudio de viabilidad que se realiza en estos casos de forma obligatoria lo apoye y autorice.

El segundo está relacionado directamente con el ascensor en casas, chalets o viviendas unifamiliares. Aquí es mucho más fácil reducir en gran medida la profundidad necesaria debido a que la velocidad de estos ascensores será siempre más lenta que la de los de comunidades de vecinos. Podemos decir incluso que con los avanzados y revolucionarios modelos que en Hileusa, nuestro centro de fabricación de elevadores, podemos ofrecer prácticamente será innecesario construir un foso en el interior de tu residencia.

Si estás buscando un ascensor de los últimos, para mejorar la comunicación entre las diferentes plantas de tu casa, contacta con nosotros. Nos encargaremos de seleccionar el sistema más apropiado y de instalarlo en tu vivienda. ¡También nos ocuparemos de sus revisiones y necesario mantenimiento periódico! ¡Te esperamos!