¿Cuáles son las averías más frecuentes de un ascensor?

empresa de ascensores

¿Cuáles son las averías más frecuentes de un ascensor?

Los ascensores son uno de esos elementos imprescindibles en cualquier edificio. Los usamos a diario continuamente, y nos facilitan acciones tan habituales como subir las bolsas de la compra o transportar el carrito del bebé. Por ello, cuando se estropean necesitamos arreglarlos de inmediato. En Hileusa, empresa de ascensores, nos encargamos tanto de la fabricación como del mantenimiento, y tenemos la solución para cuando sufren una avería. ¿Sabes cuáles son las más frecuentes? Te lo contamos. 

Averías más comunes en ascensores

El correcto mantenimiento de los elevadores es la mejor medida para evitar fallos en su funcionamiento. Nuestra empresa de ascensores realiza un mantenimiento periódico, tanto preventivo como correctivo. En nuestras revisiones los técnicos verifican todos los componentes del aparato realizando los ajustes necesarios para evitar averías. Estas son algunas de las más comunes:

  1. Fallos en las puertas: uno de los elementos que más problemas pueden dar son las puertas del ascensor. Se abren y cierran infinidad de veces al día, además, a veces se golpean y se fuerzan. Por ello, están más expuestas a pequeñas averías. 
  2. Desgaste en los engranajes: la polea es un componente esencial para el correcto funcionamiento de un elevador. Con el tiempo, el roce constante y diario de los cables que la unen a la cabina, hace que se desgaste y que el cableado acabe por resbalar sobre ella.
  3. Problemas en las guías: generalmente se deben a un mantenimiento deficiente, y lo que provocan es que los ascensores no se deslicen bien, acelerando su deterioro. Cuando el mantenimiento del ascensor no es periódico, y las guías por donde se desplaza no son engrasadas de manera adecuada; el ascensor posiblemente se averiará más rápido. 
  4. Impurezas en el aceite: los componentes de un ascensor deben estar bien lubricados para que funcionen correctamente. Esto se vuelve más importante, si cabe, en los elevadores hidráulicos, ya que utilizan el aceite para conseguir que la cabina suba y baje por el hueco del ascensor. Como causa del uso diario del mecanismo, se producen desgastes inevitables que hacen que se desprendan pequeñas partículas metálicas que pueden acabar mezclándose con el lubricante, interfiriendo en la eficiencia del ascensor.

Si buscas una empresa de ascensores en Madrid, en Hileusa nos encargamos del debido mantenimiento del elevador para evitar posibles averías. Con más de 40 años de experiencia, trabajamos también la fabricación de estos aparatos cumpliendo con la legislación vigente y asegurando su integridad estructural. Ponte en contacto con nosotros para cualquier problema o necesidad relacionada con ascensores.