¿Cuál es la diferencia entre un ascensor y un montacargas?

¿Cuál es la diferencia entre un ascensor y un montacargas?

Si estás pensando en instalar un elevador, seguro que buscando información te has encontrado dos palabras: ascensor y montacargas y aún n o sepas muy bien cual es la diferencia entre ambos. Ambos son elevadores verticales, pero existen diferencias entre ellos que también repercuten en el precio y en el mantenimiento que un montacargas requiere en Madrid.

  • La principal diferencia entre un ascensor y un montacargas es que en un montacargas está totalmente prohibido el transporte de personas, solamente está destinado su uso y es apto para el transporte vertical de mercancías. En cambio, un ascensor es apto para el transporte vertical, tanto de personas como de mercancías.
  • También se diferencian por la velocidad a la que se mueven. La velocidad de un ascensor normalmente es de 0.7m/s, mientras que la de un montacargas puede ir de 0.15m/s a 0.7 m/s.
  • Otra diferencia entre los montacargas y los ascensores es que en los ascensores es obligatorio la instalación de un teléfono de rescate, mientras que en un montacargas no lo es. 
  • También podemos encontrarnos como diferencia las revisiones que nos obliga la ley. En el caso de los ascensores, estamos obligados por ley a pasar revisiones de manera mensual, mientras que los montacargas se recomiendan pasar las revisiones trimestrales. Por tanto, el mantenimiento que un montacargas requiere en Madrid es menor que el mantenimiento que requiere un ascensor.
  • Otra diferencia entre los montacargas y los ascensores, es que los ascensores pueden alcanzar alturas mucho más altas. Por ejemplo, un montacargas puede alcanzar máximo 6 plantas, mientras que un ascensor no tendría ningún límite.
  • En el diseño también encontramos diferencias entre montacargas y ascensores. Un ascensor está más personalizado, con acabados más ajustados, mientras que un montacargas consta de una cabina en acero inoxidable con botonera simple.
  • El tamaño del montacargas es más pequeño que el de un ascensor y más sencillo. Además, no es necesario foso ni hueco para su instalación, al contrario que un ascensor, que requiere también de una sala de máquinas. Por esto mismo, es más sencillo instalar un montacargas que un ascensor.

En conclusión, la diferencia más importante reside en el transporte de personas, prohibido en los montacargas, que solo es apto para mercancías.

El equipo técnico de Hidro Lift Europa es un equipo especializado en todo lo referente a elevadores, ascensores o montacargas, garantizando así la calidad y la seguridad tanto en nuestros proyectos de instalación como en nuestros trabajos de reparación o mantenimiento.