Blog

Desde que el ser humano cuenta con zonas exclusivas para el almacenaje, algo que ocurre desde los comienzos de los tiempos, siempre ha sido necesario poner en práctica la creatividad y el ingenio para producir buenas herramientas o máquinas que optimizaran los movimientos del producto guardado, su orden y buen resguardo de dichos enseres almacenados. Como todos sabemos, la capacidad de carga que abordamos las personas es limitada, y con esta clase de máquinas o equipos se consiguió multiplicar la eficiencia en la gestión de almacenado, mejorando por cierto a la vez la salud de quienes realizaban estos duros trabajos. Esta es la interesante historia de los montacargas industriales en Madrid y en el mundo:

Los ascensores se han vuelto un elemento clave en nuestro día a día, y es que desde que salimos de casa los estamos utilizando, hoteles, restaurantes, transporte público, oficinas, grandes comercios, centros comerciales, etc. En todos ellos estamos  en contacto y hacemos uso de los ascensores. Que nos facilitan mucho la vida y nos la vuelven más cómoda. Y es que después de un día agotador, cargado con la compra, el tupper de mediodía, etc. a nadie le apetece subir los 5 pisos hasta casa. Por ello, contar con un ascensor es todo un alivio y nosotros como empresa de ascensores unifamiliares a medida lo sabemos. Aunque también sabemos que muchas veces cometemos errores al viajar en ascensor, ¿quieres saber cuáles son?

Una de las cosas en las que es necesario fijarse a la hora de subir en un ascensor con más personas es el peso máximo, que normalmente suele estar indicado en la parte superior del cuadro de botones. ¿Alguna vez te has preguntado qué ocurre si se supera ese límite de peso recomendado? Como especialistas en reparación de ascensores, creemos que en muchas ocasiones no se da a ese dato la importancia que requiere. Por eso, a continuación, queremos explicar las consecuencias de superar el peso en un ascensor.

Uses ascensores unifamiliares en Madrid a diario o comunitarios, siempre habrás tenido la misma experiencia: rápida y normal, sin incidentes… pero en el cine ya sabemos que es todo diferente. Parece que a sus directores les inspira toda clase de situaciones: romances, accidentes, entradas a...