5 cosas que debes saber antes de comprar un salvaescaleras

5 cosas que debes saber antes de comprar un salvaescaleras

Cuando una persona se interesa por conocer el precio de un salvaescaleras en Madrid debe tener en cuenta 5 cosas. Las repasamos:

1.No es lo mismo un salvaescaleras que un subeescaleras
El salvaescaleras, también denominado silla salva escaleras es una silla conectada a un eje fijo que permite subir o bajar las escaleras según la voluntad del usuario. Un subeescaleras, en cambio, se trata de un sistema móvil que, acoplado a una silla de ruedas, permite al usuario subir o bajar las escaleras con la ayuda de otra persona que conduce el aparato. Aunque suelen ser más económicos que una silla salva escaleras, los subeescaleras plantean dos condicionantes: requieren de una persona que domine hábilmente la conducción -sino existe el riesgo de vuelco o caída- y la necesidad de una persona que ayude al usuario, restando así su autonomía.


2.¿Cuántos escalones ha de subir?
Esto es muy importante, ya que no todos los salvaescaleras suben el mismo número de escalones, por tanto, lo primero que hay que saber es esto. En función de esto, el precio del salvaescaleras en Madrid será más o menos elevado.

3.¿Tu escalera tiene tramos?
No es lo mismo un salvaescaleras para un solo tramo que un salvaescaleras que tenga que afrontar rellanos o giros. En función de las necesidades, el salvaescaleras debe ser uno u otro y, también, variará su precio.


4.¿Es importante para mí la estética?
Aunque antes los salvaescaleras eran muy ”feos”, hoy existen salvaescaleras de todos los colores, con diferentes tapicerías. Si para ti es importante que vayan acorde a la decoración de la casa, opciones hay, eso sí, elegir una u otra puede afectar al precio del salvaescaleras en Madrid.


5.Necesito instalar la silla en la comunidad de vecinos, ¿me pueden poner alguna pega?
Desde 2017 se creó una nueva ley de accesibilidad que obliga a todas las comunidades de vecinos a instalar sillas salvaescaleras (u otras herramientas de este tipo) siempre que se necesiten. Generalmente, esto suele ocurrir cuando se trata de edificios antiguos en los que no se pueden instalar ascensores normales y, en cambio, se requiere de alguna plataforma que ayude a los vecinos con problemas de movilidad a subir o bajar los escalones. Por este motivo, las sillas salvaescaleras pretenden acabar con las barreras arquitectónicas, propias de los edificios con años de antigüedad.


En Hidrolift somos tanto fabricantes como instaladores de sillas para escaleras y eso nos permite trabajar de la forma más cercana y flexible con nuestros clientes, desarrollando proyectos con resultados óptimos, que nos han permitido extender nuestra actividad incluso a nivel internacional.